Tratamiento de muebles, libros, tejidos
con gases inertes

Los objetos de madera, papel, tela, etc. presentes en nuestros hogares, museos, archivos, iglesias,… corren peligro de se atacados por la carcoma, polilla, termita, hongos, etc. La aplicación de insecticidas y fungicidas y otros plaguicidas en objetos de uso diario ha venido planteando graves problemas de toxicidad y alto riesgo, tanto para las personas que los aplican, como para los que manipulan los objetos tratados. Así mismo se producen frecuentes alteraciones fisico-químicas que dañan los materiales sometidos a dichos tratamientos.

Como alternativa no tóxica a los tratamientos fumigantes habituales, no exentos de peligros, se propone la aplicación de gases inertes como el argón o el nitrógeno, presentes en el aire que respiramos, aplicados en un sistema herméticamente cerrado y totalmente controlado en cuyo interior se deposita el objeto atacado por insectos.

El control en continuo de los factores ambientales (temperatura, humedad y concentración de oxígeno) permite eliminar por completo poblaciones de los insectos que destruyen muebles, libros, ropa, instrumentos musicales e incluso obras de arte. El tratamiento paraliza la acción de los hongos y suspende su efecto degradador.

La desinsectación con atmósferas inertes es en estos momentos la técnica más avanzada en el campo de la desinsectación de elementos patrimoniales delicados. Dicha técnica no emplea productos tóxicos ni degradadores de los materiales y tampoco somete al objeto a condiciones extremas de frío o calor que pudieran dañarlo.

La aplicación de este sistema no tóxico de desinsectación, tiene caracter exclusivamente curativo y respeta las normas internacionales en materia de protección del medio y de prohibición del uso de plaguicidas de alto riesgo. Si se desea, Técnica Sanitaria Ambiental puede recomendarle y ejecutar el tratamiento preventivo más adecuado al objeto a tratar siempre buscando la menor toxicidad respetando la integridad del bien a conservar.

Ventajas:

  • Tratamiento in situ sin necesidad de clausurar sus instalaciones
  • Empleo de productos NO tóxicos
  • No causa deterioro presente o futuro de los materiales tratados
  • Sin molestias ni olores