Tratamiento por Aspersión

La aspersión consiste en aplicar el preservante mediante un sistema que lo distribuye superficialmente en forma de pequeñas gotas. Es un método que cura y previene el ataque de insectos xilófagos (que se alimentan de la madera). Su acción es superficial y el grado de penetración depende del sistema y producto que se utilice en su aplicación. Los productos domésticos apenas penetran en la madera, mucho menos de lo que la gente cree, y son insuficientes para terminar con un problema de plaga en la madera. Así mismo en su aplicación a menudo los particulares no son suficientemente precavidos e inhalan o se impregnan de productos nocivos que a la larga pueden provocarles problemas de salud. Hay que intentar al máximo evitar este problema.

Los productos profesionales son más efectivos, penetran mucho más en la madera y son capaces de llegar a más lugares donde la carcoma o “polilla” ha perforado la madera y hecho galerías para alimentarse de ella.

En el País Vasco y todo el norte peninsular, por ejemplo, la humedad ambiental acostumbra a ser elevada y esto favorece que la carcoma ataque la madera más fácilmente. Si el problema está mínimamente extendido los métodos caseros no servirán y los insectos seguirán extendiéndose y afectando a más elementos del edificio pudiendo causar graves problemas. Es necesario evitar tener que sustituir los elementos de madera dañados porque ya no pueden cumplir su función. Conviene atajar cuanto antes el problema de carcomas, termitas.